Neurofeedback para la Epilepsia

Epilepsia, fármacos y neurofeedback

La epilepsia es una alteración neurológica que causa una descarga eléctrica anormal en la corteza cerebral, que se manifiesta en convulsiones. Las convulsiones epilépticas pueden limitarse a la infancia o pueden persistir hasta la edad adulta.

El tratamiento farmacológico se usa en la mayoría de los casos de epilepsia, sin embargo, aproximadamente el 30% de los pacientes no responden a la medicación (Koberda, 2015) y, por lo tanto, el neurofeedback puede proporcionar una alternativa viable en estos casos (Egner y Sterman, 2006).

Una investigación considerable apoya la eficacia del tratamiento de neurofeedback para reducir o eliminar las convulsiones en pacientes con epilepsia (Sterman y Egner, 2006; Tan et al., 2009). Esto se ha logrado incluso en pacientes con convulsiones mal controladas y aquellos que no responden al tratamiento farmacológico. La investigación ha demostrado que la reducción de las convulsiones mediante neurofeedback se mantuvo a los 10 años de seguimiento (Strehl, Birkle, Worz y Kotchoubey, 2014), lo que hace que el neurofeedback sea una solución viable a largo plazo para la epilepsia.

Por otro lado, durante el embarazo las mujeres con epilepsia suelen tener la disyuntiva de la elección entre tomar un fármaco que es potencialmente tóxico para el feto o arriesgarse a tener una crisis epiléptica durante el embarazo, lo cual es igualmente peligroso.

En muchos casos de epilepsia, la intervención farmacológica es suficiente para controlar la crisis, sin embargo, puede seguir presentando anomalías neurológicas, llamadas paroxismos, perturbaciones corticales, o crisis “subclínicas”, que son cualitativamente similares a las crisis epilépticas, pero  cuantitativamente insuficientes para desencadenarlas. Aparecen en el electroencefalograma y persisten en el tiempo, a pesar de estar bajo medicación.

En el caso de la epilepsia en niños, se pueden presentar problemas en la conducta del niño, en su comportamiento, sueño, capacidad de aprendizaje, déficit de atención, problemas para recordar, etc.

En otros casos, la medicación anticonvulsiva puede producir efectos colaterales significativos en el ánimo del paciente, en sus patrones de sueño, en el estado de alerta en sus habilidades cognitivas. En determinados casos, la epilepsia es incompatible con fármacos para otro tipo de trastornos (p. ej., para el TDAH).

Ante todos estos casos, el neurofeedback es un tratamiento conductual no invasivo que permite al paciente cambiar los patrones disfuncionales de su cerebro. El neurofeedback ha demostrado desde sus inicios en 1970 ser un potente adyuvante para reducir la frecuencia convulsiva en pacientes con epilepsia resistente a fármacos, reduciendo la incidencia y la gravedad de las convulsiones.

¿Cómo funciona el Neurofeedback en la epilepsia?

Se cree que la epilepsia es causada y mantenida por una actividad cerebral anormal, como la hiper excitabilidad cortical y / o tálamo-cortical. Las convulsiones médicamente intratables parecen estar altamente correlacionadas con la actividad lenta focal (delta o theta). También se han relacionado con otras alteraciones en el EEG como disminuciones en la coherencia de theta, baja coherencia de alfa, baja coherencia de beta, baja coherencia de delta, deficiencia de delta, alfa excesiva, alfa deficiente, beta excesiva y beta deficiente. 

El neurofeedback funciona estabilizando el cerebro, inhibiendo el EEG de onda lenta (la actividad de la onda cerebral asociada con las convulsiones) y reforzando las frecuencias de rango medio asociadas con la prevención de las convulsiones.

Con el entrenamiento para disminuir theta y aumentar el ritmo sensorimotor (12-15 Hz), el neurofeedback normaliza la ralentización focal disminuyendo o eliminando posibles convulsiones futuras. Recientemente, se está utilizando el neurofeedback guiado por QEEG para detectar los focos concretos donde existen alteraciones. Los pacientes experimentan una reducción significativa en la frecuencia de convulsiones, y se ocasionalmente se produce remisión de las crisis.

Intervención multimodal

El neurofeedback debe considerarse parte de un programa global de manejo de la epilepsia, que incluirá el uso de fármacos, control de la dieta y las condiciones de vida, etc. El paciente deberá permanecer bajo la supervisión de su médico durante el tratamiento, para supervisar la eficacia de la terapia y de la medicación conforme avance el entrenamiento.

 

Algunas referencias:

Meta-analysis of EEG biofeedback in treating epilepsy

Power spectral frequency and coherence abnormalities in patients with intractable epilepsy and their usefulness in long-term remediation of seizures using neurofeedback

Ver resumen de investigaciones de apoyo aquí.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s